Recordar

A veces se nos olvida

no que queremos, pero sí
cuánto queremos.

Y, sobre todo, por
qué lo hacemos.

Si tienes suerte, un día
te descubres, de nuevo,

sonriendo por la calle sin
motivo aparente,

al recordar una bobada con
la que reisteis el día anterior.

Mirando sus ojos y
pensando, qué lindos son, al menos a los míos.

Echándole de menos aunque
haga sólo unas horas que no lo ves.

Necesitando su piel, su
calor, su cercanía.

A veces recordamos que sí,
que podemos ser felices sin él,

pero que no queremos hacer
la prueba.

Es importante tener buena memoria…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s