María Moliner: la mujer que “sólo” escribió un diccionario

A las mujeres, incluso a las más brillantes, casi siempre les ha costado que les reconozcan su luz. Al menos, más que si hubiesen nacido hombres. Poco sabía yo de María Moliner, de la que, lo reconozco, ni siquiera tengo su diccionario, pese a haber oído montones de veces que es el mejor que hay en español. Ahora, Inmaculada de la Fuente ha publicado “El exilio interior. La vida de María Moliner”, y supongo que por eso hablaban de ella el pasado fin de semana en el programa Tot és comèdia, de Ràdio Barcelona.

El título del libro se refiere a que la autora del diccionario que lleva su nombre fue represaliada tras la Guerra Civil, y aunque no emigró, sí vio cómo le reducían (en mucho) su categoría profesional en el escalafón del cuerpo de archiveros y bibliotecarios, al tiempo que la retiraban  de cualquier trabajo de responsabilidad (a ella, que había demostrado su valía y su carácter emprendedor antes de la contienda). De ahí el exilio interior que sufrió.

Sintiéndose seguro desaprovechada, emprendió, ella sola en su casa y trabajando a mano, con fichas, la tarea de escribir un diccionario. Tarea ingente para cualquiera,  y más para una mujer madre de cuatro hijos (dicen que uno de ellos, comentó una vez que su madre tenía cuatro hijos y un diccionario). Tardó 15 años en culminar su obra, que publicó la editorial Gredos.

Como ya he dicho, no he usado el María Moliner, pero me basta saber que esta mujer y su obra eran reverenciados por el escritor Gabriel García Márquez. No la tuvo tan en cuenta la Real Academia Española, que se decantó, una vez más, por un hombre cuando dos académicos la propusieron para ingresar en la RAE en 1972. Cuando la propusieron, ella comentó que su único mérito era el diccionario. No parece demasiado arriesgado suponer que ese pequeño mérito hubiese bastado para ocupar un sillón (habría sido la primera mujer en hacerlo) en la Real Academia de haberse tratado de un hombre.

Hemos mejorado, pero sigue habieno poquísimas mujeres académicas (5 de 46 sillones en total, tras el ingreso este año de Inés Fernández-Ordóñez). Falta camino por recorrer. Falta que la sociedad reconozca a muchas otras mujeres válidas y valientes, como lo fue María Moliner.

Anuncios

2 pensamientos en “María Moliner: la mujer que “sólo” escribió un diccionario

  1. Yo, antes de la era Internet, era usuaria habitual del María Moliner. Mi hermana, filóloga, lo compró mientras cursaba su carrera de Hispánicas. Así pues, este diccionario pasó a ser de uso compartido y formó parte de mi educación. Puedo asegurar que es un obra enorme, no físicamente (sólo dos tomos, pero muy muy gordos…) sino como herramienta de conocimiento de la lengua española.
    Y sí, estoy de acuerdo, si en lugar de María lo hubiese escrito Mario, otro gallo le habría cantado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s