No quiero convertirme en una iaioflauta

Me ha hecho mucha gracia esta denominación que se han otorgado un grupo de personas mayores, que han ‘ocupado’ esta tarde una entidad bancaria de Passeig de Gràcia, en Barcelona. Me ha parecido divertida (iaio, de abuelo en catalán, combinado con flauta, al modo de los ‘perroflautas’) y un buen homenaje a los miles de indignados a los que algunos han llamado perroflautas despectivamente.

Comprendo que estén indignados. Lucharon mucho para que sus hijos tuvieran una vida mejor, menos dura, que la suya y, como ellos dicen, ahora temen por la vida que pueda esperarles a sus nietos. Si las cosas no cambian, muchos miembros de nuestra generación (la que está o ronda los 40) no podremos dejarles una vivienda en herencia a nuestros hijos (con suerte, no heredarán la hipoteca).

No es que lo material sea lo más importante que unos padres pueden dejarle a unos hijos. Por delante están una buena educación, un buen ejemplo de vida, mucho cariño y apoyo… Pero también es verdad que no es lo mismo partir de cero a que te encuentres al menos un trozo del camino despejado. Y también muchos queremos que cuando sean mayores vivan una temporada en el extranjero, pero por gusto, por afán de superación y curiosidad, no porque en su tierra sea imposible que encuentren un trabajo digno.

Vamos, que espero que la situación se enderece para no pasar en unas décadas de indignada mamaflauta a indignada iaiaflauta. En fin, que me pongo de mal humor, y había empezado con una sonrisa pensando en la marcha de estos iaios.

Anuncios

4 pensamientos en “No quiero convertirme en una iaioflauta

  1. Hola Carmen! Leí una vez que no debemos preocuparnos por: qué mundo le dejamos a nuestros hijos sinó por: qué hijos dejamos en este mundo.
    La vida siempre ha sido dura o durísima! Es un mito pensar que los tiempos pasados fueron mejores.
    Estamos educando a nuestros hijos con nuestro ejemplo pra que sean felices y sepan construir su futuro con optimismo.
    No dejes de sonreir!
    Un besito!!

    • Si yo también soy optimista por naturaleza, y sé la importancia de esforzarse en la educación de los hijos para que contribuyan, sino a mejorar, al menos a no empeorar el mundo. Pero me educaron en la creencia de que, con esfuerzo (sí, es verdad, no regalan nada y nunca ha sido fácil), la generación posterior vivía al menos un poquito mejor que la anterior, y da coraje pensar que quizás esta vez no va a ser así. En fin, para que no te pienses que no lo hago a menudo (tú sé que sí, que eres una persona positiva 100%) ahí va una buena sonrisa ; – D

  2. En lugar de hablar tanto ,no seria mejor pasar a la accion.Dicen que hemos vivido por encima de nuestras posibiliodades ?????LA MAYORIA DE LOS JOVENES CON CARRERAS HAN SIDO MILEURISTAS.Por encima de que posibilidades de las de los banqueros y politicos ,digo yo .Hay que hacer algo.Cuando seamos un millon de yoyosfluta oiaiosflatas ya veras como se lo toman en serio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s