Por qué escriben los escritores

Samuel Beckett. Imagen de John Haynes que ilustra la Beckett International Foundation

Una de las respuestas más repetidas cuando a un escritor le preguntan por qué escribe es que le permite vivir otras vidas (algo similar a lo que responden muchos actores). Aunque no me dedico a la escritura de ficción de forma profesional (a la de no ficción sí, siempre he trabajado como periodista), dudo que mis motivos sean muy diferentes a los de los autores consagrados (dejando aparte la cuestión monetaria, porque con lo que me da Cedro por mis cuentos publicados, no me compro ni un Chupa Chups). Así que ahí van.

Escribir, inventar, te permite llevar a cabo todas aquellas acciones que en la vida real (por miedo a las consecuencias, por pudor, por falta de decisión, porque las posibilidades de hacerlo te son esquivas…) te están vetadas. Por ejemplo, pavonearte ante un antiguo amor que te dejó y demostrale lo tonto que fue; o cantarle las cuarenta a un jefe déspota; o, simplemente, ser borde por un día con quien te dé la gana, que ya estás harta de ser la única que no se permite tener un mal día (o demostrar que lo tiene).

¿Y qué me decís de las réplicas ingeniosas? Seguro que has revivido cientos de veces una situación en la que te faltó agilidad mental y has pensado “tendría que haberle dicho esto, o lo otro, y el final de la historia hubiese sido distinto”. Pues amigos, cuando escribes, tienes todo el tiempo del mundo para madurar la respuesta, para buscar la frase idónea. ¿No es genial?

Otro estupendo motivo: conjurar el miedo. Puedes llevar a tus personajes a pasar por esos trances que te atemorizan. No sé, que te encarcelen injustamente, el dolor físico, la ruina económica… Si tus criaturas ficticias (en el fondo, tú) ya han pasado por ello, disminuyen tus probabilidades estadísticas de que le toque también a tu yo real (es una teoría peregrina, pero consuela).

Para entender, para entenderse. ¿Has escrito alguna vez un diario? ¿Has hecho una lista de pros y contras antes de tomar una decisión? Estabas intentando poner orden en tu cerebro. O, en un alarde de osadía, en el mundo. Enfrentarse a un papel obliga a reflexionar. Lo que no se dice no existe. Lo que no se escribe, a menudo, no se entiende. 

Y frente al demasiado dramático para mi gusto “sin escribir no sé vivir”, un simple “escribo porque me gusta hacerlo”. Como colofón, una frase de Samuel Beckett, el genial autor que ilustra esta entrada: “Las palabras son todo lo que tenemos”. No se puede decir más con menos.

Anuncios

4 pensamientos en “Por qué escriben los escritores

  1. Me gusta leer todas estas opiniones, apoyan mi entendimiento de la cuestión. Respondiendo a la pregunta diré que a mi escribir me ayuda mucho a entenderme,me expande el pensamiento,y saca cosas de mi de las que no era consciente. En el curso dela escritura de una novela van surgiendo elementos que hasta ese momento no tenía presente. Para mi la narrativa es indagación en uno mismo y en los demás.

    • Completamente de acuerdo, Andrés. Nos ayuda a conocernos y a conocer a los demás. Yo diría que por eso tiene una cierta función terapéutica. Al escribir, canalizas emociones. Gracias por comentar el post. ¡Un saludo!

  2. Pingback: Por qué escriben los escritores (2) | Literatura y más

  3. Pingback: Por qué escriben los escritores (3) | Literatura y más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s