Que lo que Dios ha unido no lo separe la tecnología

Cafe-arrobaSí, ya sé, queda muy católico, apostólico y romano el título, pero me venía al pelo. Como dice el tweet que reproduzco, se está volviendo muy común ver a parejas (o a grupos de amigos, incluso a familias) que comparten mesa pero no conversación, ya que uno o todos los comensales están enfrascados en la contemplación de algún dispósitivo tecnológico.

No es que sea algo nuevo, hace tiempo que el televisor preside muchas comidas y cenas en el hogar. Pero ahora los formatos portátiles nos permiten reproducir ese mismo “aislamiento en compañía” en bares, cafeterías y restaurantes. Nada que objetar si el objetivo es celebrar una reunión de trabajo. Pero si vamos a tomar un café o una cerveza, ¿de verdad que también necesitamos estar conectados?

De seguir esto así, los establecimientos que quieran marcar la diferencia van a tener que colgar el cartel de “No tenemos wifi. Aquí nos gusta hablar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s