Otro año, otra oportunidad

check-153363_640Desde hace unos minutos, tengo 42 años. Esta vez no es ninguna cifra significativa. No supone un cambio de década, y tampoco anuncia ninguna diferencia en cuanto a cuestiones legales: hace tiempo que me puedo casar -de hecho ya lo estoy -que puedo conducir -aunque no lo hago -, que si quemo una papelera y me pillan pago yo la multa y no mis padres -tranquilos, no lo tengo en mente-, etc.

Aun sin ánimo de ponerme trascendente, lo que siento es que, pese a la relativa irrelevancia de cumplir 42 (y no poder apuntarse a una euforia: la de los 18, la de los 20…; ni a una crisis: la de los 40, la de los 50…) cada año cuenta. Es una nueva oportunidad de hacer cosas, por nosotros y por los demás. De ir tachando apuntes de las listas de sueños u objetivos vitales (ya he ido aquí, ya he hecho esto, ya he dicho aquello que llevaba demasiado tiempo guardando…).

Y como 365 días pasan volando, saco mi lista ya y a ver cuantas marcas de “hecho” puedo contar de aquí al 23 de enero de 2015. Eso sí: sin perder de vista que, entre objetivo y objetivo, lo que de verdad importa es disfrutar del camino.

Anuncios

8 pensamientos en “Otro año, otra oportunidad

  1. Muy bien llevados Carmen.No los aparentas.Una mirada bella y noble siempre rejuvenece.
    Totalmente d acuerdo n lo disfrutar del camino.Ya conocéis la famosa cita d Lennon..”la vida es aquello q t pasa..mientras…

    • Me encanta esa cita. Gracias por decir que no los aparento : ) Es curioso, de jovencita siempre me ponían años y ahora a menudo me los quitan. Pero son todos míos, y contenta de las experiencias que he acumulado en este tiempo.

      • Porque serías muy leída y estudiosa de pequeña.Y más madura que las que te rodeaban.Me reafirmo en lo de la nobleza y la belleza de tu mirada.

      • La verdad es que nunca me ha dado pereza estudiar, y leer me encanta de siempre. Yo creo que lo traía de serie, no es mérito mío. Me ha servido mucho, eso sí. Gracias por tu amable comentario. ¡Saludos!

  2. Pues creo que yo también.En mi casa no había ni un solo libro cuando era niño.Los sacaba prestados de la biblioteca del colegio.Solo en la adolescencia empece a comprarme libros.Gracias por tus comentarios y por estar haí mi querida amiga.Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s