Frases de niños (Lo que aprendo de Sara, VI)

Huevos-polloSoy partidaria de hablar siempre con claridad a los niños y no mentirles. Eso sí, adaptando los temas a su edad e intentando no traumatizarlos (no sé, si les hablas de la muerte, por ejemplo, no hace falta que les expliques que todos acabamos llenos de gusanos, como los cadáveres de Bones o de CSI). Sin embargo, tanta sinceridad a veces me pone en auténticos aprietos.

Por ejemplo, mi hija sabe que todo el mundo acaba muriendo. Que es algo que forma parte de la vida y que normalmente pasa a la gente que ya es muy mayor. Pues el otro día, con sus 6 añitos, me dice: “Mamá, yo no quiero morirme nunca, me da escalofríos pensar en la muerte”. Le expliqué que para eso falta mucho tiempo, y que no es algo en lo que haya que estar pensando de continuo. Por suerte, en seguida pasó a otro tema y no le he notado el más mínimo signo de tristeza o miedo. Es tan feliz como siempre. Pero sí, tenían razón cuando me decían en la guardería que ya era evidente que era una niña muy reflexiva…

El otro día, no sé cómo, acabamos hablando de los huevos de galina. Ella me decía que qué pena comérselos porque impedías que naciese un pollito. Le expliqué que no es así, que los huevos que comemos no están fecundados, que nunca ha habido posibilidad de que de ahí saliera un pollito. Que son como los huevos (“diferentes, más pequeños”) que tenemos las mujeres, y que sólo si el papá y la mamá han hecho el amor (menos mal que ahí no me pidió detalles…) cuando el huevo estaba listo, nace un bebé, como pasó con ella. Pero que no es fácil, que pasa pocas veces. Y ahí me dice: “Qué interesante… Entonces, yo estuve a punto de desaparecer, ¿verdad?” A partir de ahora, me voy a limitar a comenta con ella los capítulos de Bob Esponja…

Anuncios

Frases de niños (Lo que aprendo de Sara, V)

Niña Hablando por móvil¿Cómo se enteran los niños de las cosas de los mayores? Supongo que, como esponjas que son, abosorben de conversaciones pilladas al vuelo, de series de televisión… Pero aún así me sorprende. Incluso aunque a veces utilice palabras que estoy segura que no comprende al 100%, que a sus 6 años las emplee de forma adecuada, sigue sorprendiéndome.

Hoy hablaba con Sara de una pareja de amigos que están saliendo. Son novios, le he dicho. Su respuesta: “El paso previo a ser novios es tener citas. En las citas se van conociendo, sabiendo sus gustos… Y, si al final se deciden, se hacen novios”. Se me ha quedado una cara así : – O

Para rematarlo, pasamos por una tienda de utensilios para paintball y le señalo (a mí no me va ese tema, pero llamaba mucho la atención) un traje de camuflaje que estaba en el escaparate. Le digo “Sara, eso es un traje que sirve para ocultarse en el bosque y que no te vean…”, me interrumpe y me dice “Eso tiene una palabra, y yo la sé: camuflaje”. Pues eso.