Adiós 2013, hola 2014

Según me informa WordPress, hay por ahí 5.800 personas que se han tomado la molestia, en algún momento de 2013, de pasarse por mi blog. A la mayoría ni siquiera los conozco. Algunos llegaron, y se quedaron. Otros maldijeron a Google por traerles a donde no querían y huyeron despavoridos. A todos (pero especialmente a los que leyeron y comentaron o me regalaron un ‘Me gusta’) os deseo un muy feliz 2014.

Un año en Literatura y más: Haz click para ver el reporte completo.

2013 no ha sido un buen año para la mayoría. Para mí, en lo personal, se ha ido un familiar cercano (y buena gente, de esos que hacen el mundo un poquito más habitable). En lo profesional, las expectativas son buenas, pero lidio cada día con la incertidumbre de los nuevos proyectos. La indignación ha sido una constante (leyes injustas, corrupción, conflictos y pisoteo constante de los derechos de los más débiles en todo el mundo). Por suerte también han estado ahí los amigos, la familia, los ratitos de risas, las ganas de luchar…

Hay una película que tiene un título que va que ni pintado para los tiempos de crisis: El lado bueno de las cosas. Es un chute de buen rollo y de risas, que no está de más para acabar el año con buen pie. Al final de este post os dejo el tráiler. El año que viene seguiré por aquí, no faltéis, que pasaré lista… ¡FELIZ 2014!

Anuncios

Cansino 2012, bienvenido 2013

fin-de-ano_fuegos_artificialesNo me gusta hablar mal de nadie, ni siquiera de los años, pero 2012 ha sido cansinoooooo. Claro que sé que podría haber sido peor. Algún problema grave que ha habido en mi entorno ha sido duro pero está en vías de solución. Por lo demás, seguimos aguantando el tipo. Vaya, que sé que nos podemos considerar unos privilegiados pese a los bandazos que hemos dado este año. Pero no lo pienso considerar por ello uno de mis años preferidos. No, señor.

En cuanto al 2013, el coro de agoreros, con el presidente de España, Mariano Rajoy, a la cabeza, no para de avisarnos que será malísimo. Pues voy a intentar (en lo poco o mucho que dependa de mí) que no sea así. Aunque sólo sea por llevar la contraria. A ver si entre todos los que queremos fastidiarle la predicción a Mariano, levantamos esto. Mi propósito para este 2013: sonreír más. A ver si se contagia y atraemos lo bueno (sí, ya sé que El Secreto no funciona, pero lo que sí es verdad es que las energías positivas suman).

También me propongo seguir por aquí. Hace 1 año, 6 meses y 16 días que publiqué mi primer poste en literaturaymas (que atendiendo a la diversidad de temas de los que he hablado tendría que rebautizarse como literaturamasomenos). A los que lo seguís, gracias, ojalá decidáis continuar leyendo mis desvaríos en el año que empieza esta noche. Por cierto (me encantan las supersticiones de fin de año): maleta en la puerta si queréis viajar mucho en 2013, anillo de oro dentro de la copa de cava si queréis prosperidad, y ropa interior roja si queréis… Bueno, también da buena suerte. Aquí os dejo los fuegos artificiales que ha creado wordpress a partir de las entradas en literaturaymas durante 2012. ¡Feliz 2013!