Cansino 2012, bienvenido 2013

fin-de-ano_fuegos_artificialesNo me gusta hablar mal de nadie, ni siquiera de los años, pero 2012 ha sido cansinoooooo. Claro que sé que podría haber sido peor. Algún problema grave que ha habido en mi entorno ha sido duro pero está en vías de solución. Por lo demás, seguimos aguantando el tipo. Vaya, que sé que nos podemos considerar unos privilegiados pese a los bandazos que hemos dado este año. Pero no lo pienso considerar por ello uno de mis años preferidos. No, señor.

En cuanto al 2013, el coro de agoreros, con el presidente de España, Mariano Rajoy, a la cabeza, no para de avisarnos que será malísimo. Pues voy a intentar (en lo poco o mucho que dependa de mí) que no sea así. Aunque sólo sea por llevar la contraria. A ver si entre todos los que queremos fastidiarle la predicción a Mariano, levantamos esto. Mi propósito para este 2013: sonreír más. A ver si se contagia y atraemos lo bueno (sí, ya sé que El Secreto no funciona, pero lo que sí es verdad es que las energías positivas suman).

También me propongo seguir por aquí. Hace 1 año, 6 meses y 16 días que publiqué mi primer poste en literaturaymas (que atendiendo a la diversidad de temas de los que he hablado tendría que rebautizarse como literaturamasomenos). A los que lo seguís, gracias, ojalá decidáis continuar leyendo mis desvaríos en el año que empieza esta noche. Por cierto (me encantan las supersticiones de fin de año): maleta en la puerta si queréis viajar mucho en 2013, anillo de oro dentro de la copa de cava si queréis prosperidad, y ropa interior roja si queréis… Bueno, también da buena suerte. Aquí os dejo los fuegos artificiales que ha creado wordpress a partir de las entradas en literaturaymas durante 2012. ¡Feliz 2013!

Anuncios

Luis de Guindos, dime que me quieres aunque sea mentira

Luis de Guindos, nuevo ministro de Economía y CompetitividadImaginad que os contratan para liderar una empresa que está en una mala situación económica. En vuestra primera intervención delante de los trabajadores, anunciais que la cosa está fatal, que no esperéis ni un sólo resultado positivo hasta 2013 (y eso que aún no ha empezado 2012). ¿Qué pasaría? Es muy probable que os despidieran o, al menos, que vuestro superior os llamara a capítulo por tirar la toalla antes de empezar y desmoralizar al personal.

Pues eso ha hecho el nuevo ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos: Decir, aunque sin pronunciar la palabra que se desprendía de su intervención, que España entrará en recesión y no saldrá de ella en todo el año. “Hagamos el gobierno o yo lo que hagamos”, le faltó añadir. Y ahí me acordé de dos cosas. Una, que nos habían prometido por activa y pasiva (muchos no les creíamos pero…) que la crisis no era global, y que la salida de la misma era cuestión de personas. Ergo, si elegíamos a las personas adecuadas (ellos, el PP) para gobernar el barco, superaríamos la tormenta casi por arte de birli y birloque. Y otra, que la solución pasaba por generar confianza (eso también lo iban a traer ellos), porque los mercados nos castigaban porque no confiaban en el anterior gobierno (los otros, el PSOE).

Por lo visto, se genera confianza con mensajes de este tipo. Espero que no sea cierto eso que hemos oído a menudo de que la bolsa, el consumo, etc. tienen un importante componente psicológico, porque el sr. De Guindos no creo que haya animado a nadie a invertir, consumir, dar crédito o crear empleo con sus palabras. No es que quiera que me mientan, pese al título de este post, homenaje a la gran Montserrat Roig, pero sí me gustaría un poco de aliento o, al menos, que nos ahorren los mensajes catastrofistas ya de entrada. Porque, seré mal pensada, pero me da la impresión de que lo hacen porque nos van a dar por todos lados y quieren hacernos creer que eso, los palos sin una sola zanahoria, son inevitables. En fin, pese a la que está cayendo, yo no tiro la toalla. Señor ministro, no la tire usted tampoco.